Los ejercicios Kegel y sus beneficios

El ejercicio tiende a ser aburrido, pero de vez en cuando conocemos ejercicios que son útiles. Los ejercicios de Kegel con las bolas chinas, ideados por el doctor Arnold Kegel allá en el siglo XX. Son ejercicios ideados para fortalecer los músculos pélvicos lo que a simple vista no parece muy impresionante, pero unos músculos pélvicos bien ejercitados son ideales para mejorar tus relaciones sexuales.

Nueva gama de Bolas chinas

Originalmente ideadas para fortalecer los músculos pélvicos, las bolas de Geisha o chinas nacieron con el nombre de bolas Ben Wa. Curiosamente se usaron por primera vez en Japón. Estas pequeñas bolas de distintos materiales están unidas por una cuerda. Estas bolas contienen en su interior otra bola más pequeña y que se insertan en la vagina.

Al hacerlo, obligamos a nuestra vagina a contener las pequeñas bolas ejercitando los músculos responsables para ello. Esto nos aporta gran cantidad de beneficios para la salud y la de nuestra vida sexual. ¡Pero esto no acaba aquí!

Al mismo tiempo las pequeñas bolas interiores vibran con los movimiento del cuerpo lo que estimula la vagina. Nos proporcionará placer a la vez que hacemos ejercicio sin saberlo. ¡Estas bolitas te ayudan con tu salud y con tu sexualidad!

Tipos de bolas de Geisha

Existen varios tipos de bolas de Gueisha (todas las encontrarás en nuestro sexshop online); y cada una cumple una función distinta:

  • Bola única: esta única bola atada con una cuerda está pensada para sus usuarios más principiantes ya que son más fáciles de manejar e introducir.
  • Bolas vaginales: es el modelo más clásico, son dos bolas unidas que tienen una cuerda y que se introducen en la vagina. Pueden tener varios tamaños y pesos dependiendo de nuestra experiencia con ellas.
  • Bolas anales: aunque su propósito es sexual más que medicinal se suelen incluir entre las bolas chinas por su parecido. Son iguales a las vaginales pero suelen tener mas de dos bolas y van a parar a un orificio distinto.
  • Bolas con vibración: son idénticas a las bolas vaginales normales, pero contienen un pequeño motor en su interior que produce sensuales vibraciones. Están pensadas para producir placer sexual.
  • Bolas únicas: son bolas sin cordón de distintos tamaños que se utilizan sobre todo en entornos sexuales y sirven para prácticas más alternativas.

Materiales de las bolas de Geisha

bolas chinas

Una vez seleccionado el modelo hay que elegir el tamaño de estas ya que su tamaño y peso puede variar de un modelo a otro. Los tamaños estándar suelen ir desde los 2.5cm y 3.5 cm y sus pesos varían según el modelo y material del que están hechos, pero estas dos características son esenciales para un buen uso.

Para realizar los ejercicios de Kegel correctamente tus músculos pélvicos es recomendable empezar con unas bolas más grandes, que pesen poco, e ir progresando con el tiempo hasta unas más pequeñas que pesen más. La razón es lógica, ya que a mayor peso cuesta más mantenerlas en su sitio y si su tamaño es más pequeño, los músculos deben contraerse más para tenerlas agarradas.

Además las bolas chinas también varían mucho según el material del que están hechas y hace falta tenerlo en cuenta a la hora de elegir las nuestras.

  • Silicona: es el material más comúnmente usado en productos eróticos ya que es un material que tiende a ser muy respetuoso con el cuerpo humano y además tiene una textura muy similar a la piel. Además, la silicona se limpia con mucha facilidad y absorbe el calor corporal muy rápido.
  • PVC o Vinilo: estos son materiales menos agradables al tacto pero que suelen salir más económicos y se utilizan en productos de líneas menos lujosas.
  • Metal o vidrio: metales más lujosos y pensados para productos más sexuales que saludables. Suelen perder el calor más rápidamente ofreciendo sensaciones de calor y frío y al no ser materiales porosos son mucho más fáciles de limpiar.

Fortaleciendo el suelo pélvico con los ejercicios de Kegel

Estos músculos son los que sostienen los órganos de la pelvis como la vagina, la vejiga o los intestinos por lo que mantenerlos entrenados ayuda con varios problemas de salud y mantiene tu cuerpo a punto. Suelen debilitarse tras el parto o con la menopausia o en hombres tras operaciones de próstata, sin embargo, fortalecerlos para recuperar su fortaleza no es algo tan sencillo como puede ser entrenar brazos o piernas, se necesitan unos buenos ejercicios y las herramientas adecuadas, aunque hacerlo supone grandes beneficios:

  • Mejorar la sensibilidad de la vagina, haciendo que las penetraciones sean más intensas
  • Al tener mejores relaciones sexuales aumenta la libido y las ganas de tener más sexo genial.
  • Previene la incontinencia urinaria
  • Estimula la lubricación natural de la vagina
  • Te ayuda a sentirme más deseada y sexy
  • Ayudará a la mujer a conocer y explorar mejor su sexualidad
  • Aumentará la intensidad y duración de los orgasmos

¿Y exactamente dónde se encuentran estos músculos?. Para poder ejercitar estos músculos primero hay que saber dónde se encuentran y la mejor manera de localizarlos. Para ello intentaremos frenar el flujo de la orina al ir al baño. Estos músculos son los encargados de este proceso y los que queremos ejercitar, por lo que al hacerlo sabremos exactamente que zona debemos tener controlada.

Tras tener los músculos localizados (quizá algunos queréis ponerles un mote gracioso) es hora de darles caña con nuestros ejercicios de Kegel; para ello solo hay que tensar los músculos unos segundos y después relajarlos repitiendo este proceso una serie de veces. Es de vital importancia mantener la respiración durante la contracción de los músculos y soltar el aire cuando se relajen para que los ejercicios salgan como queremos.

Haciendo estos ejercicios 3 veces al día durante varias semanas conseguiremos las bondades explicadas anteriormente aunque, como os habréis fijado, tienen pinta de ser aburridos y monótonos, por eso te invitamos realizar los ejercicios de Kegel de una manera más excitante: usando las bolas chinas. Pero, ¿qué son las bolas chinas?

Uso de las bolas de Geisha en ejercicios de Kegel

Ahora que ya tenemos nuestro juguete y sabemos en que consisten los ejercicios de Kegel, hay que explicar su uso correcto, aunque lo más importante a tratar son las ocasiones en las que no debemos usarlas.

  • Si padecemos de una infección vaginal o del tracto urinario.
  • No es recomendable llevarlas durante la menstruación a la vez que los tampones.
  • No se recomienda el uso de las bolas chinas durante el embarazo ni durante las primeras semanas de recuperación post parto.
  • Si al llevarlas puestas sentimos dolor o malestar.
  • Durante las relaciones sexuales con penetración.
  • Durante las seis siguientes semanas de recuperación tras una operación genital o urinaria.

La importancia de la lubricación

Ya que nos hemos quitado los momentos en los que no debemos usarlas explicaremos su correcto uso y manutención. Para cualquier persona que aun no se haya atrevido a experimentar las bolas chinas; su inserción puede parecer un mundo, pero no existe nada más sencillo y la principal clave para una correcta inserción empieza por la relajación. Es vital estar relajada por lo que no intentes hacerlo en un sitio donde tu cuerpo este incomodo o tu misma te sientas incomoda. Una vez encontrada la postura y lugar idóneos, es recomendable usar los lubricantes de base acuosa para mujeres; solo con un poco aplicado sobre la superficie de tus bolas chinas ya notarás una mayor facilidad.

Como introducirlo

Tras la lubricación, las bolas se introducen de la misma manera que un tampón. Con la ayuda de las manos, se empujan hacia adentro una o las dos bolas (es recomendable empezar por una si eres principiante); dejando el hilo colgando por fuera. Y con eso ya lo tenemos, después de esto puedes hacer vida normal y seguir con tu día a día. Estas se encargarán de que tus músculos se ejerciten solos y además es muy probable que las vibraciones que provocan te creen un leve placer.

Cabe explicar que para aquellas mujeres principiantes, quizá puede interesarles probarlas las primeras veces mientras están en casa; ya que en ocasiones, puede dar la sensación de que se van a salir (aunque no vaya a ser así). Por eso, por tu comodidad, pruébalas primero en la seguridad de tu casa. Una vez estés satisfecha con como funcionan, puedes arriesgarte a usarlas en entornos menos seguros.

Las primeras veces te recomendamos usarlas de 2 a 5 minutos estando por casa; para después llevarlas 15 minutos seguidos durante dos semanas. Más adelante tendrás que ir subiendo el tiempo de uso hasta llegar a los 30 min.

Nuestros Juguetes siempre limpios

Vale, ya nos hemos divertido, hemos hecho nuestros ejercicios y ya no queremos seguir hasta mañana. ¿Ahora qué? Ahora viene el paso más importante que es limpiar y cuidar nuestros juguetes para que se mantengan en buen estado. Conseguiremos  que no se conviertan en el sitio ideal donde criar nuestras propias bacterias. Lo primero que debemos hacer es frotar nuestras bolas chinas con agua tibia y un paño, de esta manera eliminaremos gran parte de los microorganismos y evitaremos que más adelante desprendan olores o humedades, sobre todo en materiales porosos como la silicona.

La importancia de la higiene

Ejercicios de Kegel

Después es muy recomendable utilizar limpiadores especializados para juguetes sexuales como los que ofrecemos en nuestra sección. Con ellos desinfectaremos nuestros juguetes eróticos de forma segura y correcta; tanto para el material con el que están hechos como para nuestro cuerpo. Una vez limpios, hay que dejarlos secar al aire libre en un lugar seco y ventilado; que no este demasiado cerca de una fuente de calor.

Finalmente, tenemos que guardar nuestras bolas chinas con el mismo cariño que nos dan ellas a nosotros; y para ello suelen venir con su propia bolsita de tela cuando las compramos. Por otro lado podemos usar otra que tengamos a mano, o quizá una caja que previamente hayamos desinfectado. Sea como sea, la clave está en que las dejemos en lugares frescos y secos donde no les de la luz directa durante periodos prolongados.

¡Ahora no tienes excusa para realizar tus ejercicios de Kegel de una forma amena y excitante!


Los ejercicios Kegel y sus beneficios
4.44 sobre 1 hasta 5 a partir de 9 opiniones.