BOLAS CHINAS Y HUEVOS

Las bolas chinas son pequeñas bolas unidas entre sí que se insertan en la vagina para estimular el placer sexual y fortalecer el suelo pélvico con los ejercicios Kegel que mostramos en nuestra guía. A menudo son huecos con bolas adicionales más pequeñas dentro que se moverán a medida que te mueves, produciendo vibraciones sutiles. Las bolas chinas más utilizadas por su comodidad, son las conectadas entre sí por una cuerda. Esto hará te dará seguridad cuando lo introduzcas, además de ser más flexible en el interior.

Ordenar por

Bead Chain - Bolas Anales Azul

Precio regular: 11,99 €

Special Price 10,79 €

Joyballs Single Rosa

Precio regular: 10,99 €

Special Price 9,89 €

Joyballs Rosa

Precio regular: 12,99 €

Special Price 11,69 €

Angel Egg - Huevo Vibrador Rosa

Precio regular: 24,99 €

Special Price 22,49 €

Love Egg - Huevo Vibrador Negro

Precio regular: 4,99 €

Special Price 3,99 €

Fantasy Vibro-Bolas Elite Anales

Precio regular: 17,99 €

Special Price 16,19 €

Geisha Balls 2 Rosa

Precio regular: 23,99 €

Special Price 21,59 €

Fantasy Sonda Anal del Amor

Precio regular: 14,99 €

Special Price 13,49 €

Ordenar por

Cómo usar las bolas chinas

Usar las bolas chinas puede ser muy placentero, además de saludable para utilizarlas con los ejercicios de Kegel. Aquí te explicaremos como insertarlas de forma rápida y sencilla, con unos pocos pasos.

Antiguamente las bolas chinas eran fabricadas con dos bolas de latón,  estando una vacía y la otra llena de mercurio (que es extremadamente tóxico) para aumentar su peso. Afortunadamente ya no son realizadas en mercurio, si no que existen muchos materiales saludables para aumentar su peso.

Las bolas chinas, al contrario de lo que indica su nombre, se cree que son originarias de Japón (de hecho se les suele llamar bolas de Geisha) y son variantes de las bolas esféricas para masajes; y desde Japón fueron extendiéndose a la India, Vietnam y por supuesto China. Las mujeres han utilizado las bolas chinas de diversas formas a lo largo de la historia. Pero dejémonos de historia (que nunca viene mal) y ¡pasemos a la acción!.

Para usarlas, insertaremos en la vagina la bola vacía en primer lugar, todo el camino hasta el cuello uterino. Después insertaremos la bola más pesada hasta que las dos hagan contacto. Una vez en su lugar, cualquier movimiento cotidiano como andar producirá una sensación agradable y excitante debido a las vibraciones de la bola cargada.

Algunos consejos

Como hemos visto, es relativamente sencillo utilizar las bolas chinas, pero las sensaciones pueden aumentar si seguimos estos consejillos:

  1. Utilizar lubricante, esto hará que las bolas chinas se deslicen mejor, y producirá una sensación más agradable y menos tirante. En nuestra sección de lubricantes encontrarás un amplio catálogo, tanto de base acuosa como de agua.
  2. Acuéstate para insertar las bolas. En una posición relajada hacen que utilizarlas sea mucho más sencillo si cabe
  3. Realiza los ejercicios Kegel para fortalecer el suelo pélvico. A medida que fortalezcas los músculos internos aumentarán las sensaciones placenteras; además, también aumentará  el placer del hombre en las relaciones sexuales.
  4. Una vez colocadas y dependiendo de tus posibilidades, muévete o siéntate para experimentar nuevas sensaciones.
  5. Si quieres usarlas en público, cerciónate de que todo va bien utilizándolas en casa primero hasta que te sientas cómoda.
  6. Lava bien las bolas con agua templada y jabón, siempre antes y después de usarlas. Si tienen piezas desmontables, como fundas de silicona, separa las piezas al máximo posible para limpiarlas individualmente.
  7. Algo que puede ocurrir, es que no puedas sacarlas. Antes esto, no entres en pánico, nunca se nos ha perdido ahí. Simplemente, relájate, añade un poco de lubricante, y ponte en cuclillas para que salgan.